¿Qué significa el término mindfulness? El IMSERSO propone un curso sobre estas técnicas

Las autoridades académicas recomiendan utilizar los términos conciencia plena o atención plena en lugar de este anglicismo. Se trata de un concepto procedente de la meditación budista aunque sus defensores descartan cualquier relación con conceptos religiosos. Se trata de aprender a manejar las emociones.

¿Qué significa el término mindfulness? El IMSERSO propone un curso sobre estas técnicas

Su gran teórico y creador es el biólogo molecular Jon Kabat-Zinn del MIT (Massachussetts Institute of Technology) dedicado desde su tesis doctoral al estudio del estrés y aboga por la práctica de la Medicina integrativa, que combina los avances científicos con terapias ancestrales. El desarrollo de su tesis doctoral ha cristalizado en el conocido método de Mindfulness basado en la reducción del estrés (MBSR) que en la actualidad se aplica en gran número de hospitales.

Esta terapia defiende afrontar de forma directa lo que ocurre en nuestra vida en el momento presente concentrándose inicialmente en la respiración para ser conscientes de los sentimientos, sensaciones e ideas sin juzgarlos ni relacionarse con ellos y dejándolos pasar. En la práctica clínica se utiliza en neurociencias, psicología, psicoterapia y medicina general (obesidad, fibromialgia, trastornos gastrointestinales) y los estudios sobre su eficacia aun no son concluyentes. Sin embargo, son muchos los científicos que se han dedicado a su estudio, ampliando su ámbito y las técnicas propuestas. En cualquier caso, las sensaciones, pensamientos y sentimientos que suceden en la conciencia se toman como acontecimientos mentales sin reaccionar de forma automática. Se trata de crear un espacio vacío entre lo que se percibe y la respuesta, que permita reflexionar y no responder de manera automática a estos estímulos.

Se propone admitir todos y cada uno de los pensamientos que se tienen en cada momento, sin juzgarlos, porque uno no es responsable de los pensamientos,  emociones ni sentimientos (aunque si de los hechos). De este modo, dedicando algún tiempo diario a este ejercicio, es posible abstraerse de los prejuicios y escuchar a nuestro cuerpo, superando las rutinas y escrúpulos cotidianos; no es posible cambiar las emociones si no cambiamos nuestro cuerpo. El objetivo es calmar la mente para ver con claridad. Simplificando mucho, se trata de aprender a convivir con los problemas. Jon Kabat-Zinn propone varios ejercicios, basados en sus conocimientos de la meditación Zen, que se pueden resumir de esta forma:

  1. No juzgar: observar de modo imparcial nuestras experiencias.
  2. Observar como si fuera la primera vez: olvidarse de expectativas previas.
  3. No tener propósitos: no hay que hacer nada; sencilla meditación estática.
  4. Ser uno mismo: confiar en nuestra sabiduría innata. No hay que imitar a nadie y a nada.
  5. Tener paciencia: las cosas suceden a su ritmo y así debemos aceptarlo.
  6. Aceptación de las cosas como son, sin que esto implique actitudes pasivas cuando se atente contra los propios valores.
  7. Dejar pasar: no dejarse atrapar por pensamientos, sentimientos y deseos.

El IMSERSO convoca un curso dirigido a profesionales y cuidadores de personas con Alzheimer del 7 al 20 de mayo de 2018 que permite matricularse por medios electrónicos.

Para ilustrar los conceptos resumidos anteriormente se pueden escuchar en youtube estas conferencias pronunciadas por Jon Kabat-Zinn en España en 2016: en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutenseen Zaragoza y en Barcelona.


 

Comparte este artículo