Gripe: la información es la mejor defensa

La gripe es una antigua enfermedad que cada invierno visita a los seres vivos, especialmente a los seres humanos, producida por virus. Existen diversos tipos de gripe según el virus (o la combinación de virus) que las provoquen. 

Gripe: la información es la mejor defensa

En general la gripe que nos visita cada inverno se denomina gripe estacional. Se transmite con mucha facilidad y los síntomas más habituales suelen ser tos, malestar (dolores de cabeza y musculares, estornudos, etc.) y fiebre superior a 38°C. Casi siempre, cada año tendremos que afrontar una pandemia de gripe producida por nuevos subtipos de virus.

Lo más práctico es seguir el consejo tradicional que nos dice que más vale prevenir que curar, pero ¿cómo hacerlo? El Ministerio de Sanidad recomienda extremar las medidas higiénicas de tipo personal lavándose las manos con frecuencia con agua y jabón (en este folleto se explica cómo hacerlo), tapándose la boca con un pañuelo al toser o estornudar y tirándole inmediatamente y evitando tocarse con las manos la nariz, ojos y boca. Se hace hincapié en evitar saludarse con besos o establecer contactos muy cercanos.

También se recomiendan medidas que afectan a nuestro entorno, ventilando con mucha frecuencia, limpiando muy a menudo los pomos de las puertas, teléfonos y superficies de los muebles, y muy especialmente no compartiendo objetos (vasos, toallas, etc.) que hayan podido estar en contacto con saliva o secreciones.

El Ministerio de Sanidad ha habilitado una página en Internet con información práctica sobre la gripe, a la que se puede acceder pinchando aquí, y donde se obtiene información completa y actualizada sobre la gripe, las vacunas y toda la información que pueda ser de utilidad al respecto.

Asimismo, la Comunidad Autónoma de Madrid publica información de gran interés que se puede ver pinchando en este vínculo.

 

 

 


 

Comparte este artículo