Banner
Inicio Cuidarse Nuestro cuerpo PREVENCIÓN: algunos consejos para alérgicos.
PREVENCIÓN: algunos consejos para alérgicos. Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
florecitas-blancas1

Una de las referencias más útiles para los alérgicos es la American Academy of Allergy, Asthma and Inmunology (AAAI), que incluso tiene algunos folletos editados en español (para acceder a ellos, pinchar aquí).

Desde un punto de vista muy sencillo podría decirse que los alergenos son sustancias habituales, por lo general inocuas (polen, esporas, caspa, polvo, alimentos, veneno de insectos, etc.), pero que afectan negativamente a algunas personas produciendo una serie de síntomas como tos, estornudos o dificultad para respirar.

Aunque parezca una perogrullada, lo más importante es saber que se es alérgico y que el diagnóstico lo haga un especialista.

Otra medida, sencilla pero importante, es limitar al máximo los alergenos que existen en el ambiente. En la mayoría de los casos basta con limpiar a fondo cada habitación de nuestra casa muy frecuentemente.

Los ácaros son una causa común de alergias. Para reducirlos conviene no llenar las habitaciones con demasiados muebles, evitando cortinajes, alfombras y adornos que puedan acumular polvo. Para limpiar nunca se deben utilizar utensilios que levanten polvo. De ahí que resulte importante tener una casa que resulte muy fácil de limpiar.

Conviene tener los colchones y almohadas enfundados con tejidos antiácaros y mantener el entorno seco y bien ventilado, cuidando de no abrir entre las 5 y las 10 de la mañana y las 7 y las 10 de la noche porque el polen podría colarse en casa.

Otros grandes enemigos de los alérgicos son los hongos, que se asientan en lugares húmedos como el cuarto de baño y el fregadero. Hay que mantener esos lugares escrupulosamente limpios.

Quienes tengan mascotas deben evitar que estas entre en los dormitorios y lavarse las manos después de tocarlas. En algunos casos habrá que pensar seriamente en deshacerse de ellas.